APOLOGÍA DE LA ESPAÑA CATÓLICA,

frente a las falsas memorias históricas. La leyenda negra. (Don Daniel Plana Farjas, ingeniero industrial, Gerona Inmortal).

 

ESQUEMA CONFERENCIA

 

INTRODUCCIÓN

I/  LA LEYENDA NEGRA

     A) CONCEPTO.

     B) ORIGENES Y TRAYECTORIA DE LA MISMA.

II / DOS REINADOS CONTROVERTIDOS: EL DE LOS REYES CATÓLICOS Y EL DE FELIPE II.

     A/ REINADO DE ISABEL Y FERNANDO: LOS REYES CATÓLICOS.

           a)POLÍTICA DE UNIDAD NACIONAL 

           b) POLÍTICA DE REFORMA RELIGIOSA 

           c) POLÍTICA INTERIOR

           d) POLITICA EXTERIOR

           e) POLÍTICA FRENTE AL ISLAM.

     B/ REINADO DE FELIPE II

          1º/ POLÍTICA INTERIOR

          2º/ POLÍTICA EXTERIOR

      DOS CASOS ESPINOSAMENTE CRUCIALES: EL PRÍNCIPE CARLOS Y ANTONIO PÉREZ

      A/ EL PRÍNCIPE CARLOS

      B/ ANTONIO PEREZ

III/ ANÁLISIS DE CIERTOS CAPÍTULOS, ESPECIALMENTE CALUMNIADOS O DEFORMADOS

      A/ EXPULSIÓN DE ESPAÑA DE LOS JUDIOS

      B/ EVANGELIZACIÓN DE AMERICA

          a- ASPECTO  RELIGIOSO

          b- FACETA CULTURAL

     C/ EL TRIBUNAL DE LA INQUISICIÓN

     D/ NUESTRA DETERMINANTE APORTACIÓN TEOLÓGICA EN EL CONCILIO DE TRENTO

IV/ CONCLUSIONES

 

 

 

 

 

APOLOGÍA DE LA ESPAÑA CATÓLICA FRENTE A LAS FALSAS MEMORIAS HISTÓRICAS. LA LEYENDA NEGRA

 

INTRODUCCIÓN

Antes de entrar en materia, es necesario establecer las coordenadas de la presente ponencia. Por ello cabe preguntarse, ¿Por qué es importante hablar del pasado y más concretamente del pasado heroico de nuestra Patria? Y relacionada directamente con esta pregunta, se sugiere otra ¿A qué se debe el título de la exposición?.

Procedemos a contestar a las dos cuestiones.

Respecto a la primera, a ninguno de nosotros se nos escapa, la ola de “interés histórico” que se ha despertado en nuestra sociedad, por lo ocurrido en nuestra pasada guerra de Liberación- yo prefiero denominarla CRUZADA -ASÍ CON MAYÚSCULAS-,  y por el régimen político surgido y establecido como consecuencia de la misma.

A nadie de los presentes se le escapa tampoco el alto de nivel de la cascada de dislates, errores, demagogia y sobretodo cariz revanchista de ese fenómeno mediático que se ha denominado “memoria histórica”, que más bien debería denominarse “distorsión histórica” por no llamarle como se la califica, en la sección de nuestro último número de nuestra revista EMPENTA : “memoria histérica”

Sin duda alguna hemos de reaccionar ante tamaña campaña desinformativa, pero no debemos centrarnos exclusivamente en el periodo del Glorioso Alzamiento Nacional , sus causas y sus consecuencias, para desentrañar a la manipulación histórica como principio y como fin en sí mismo. Esta se ha dado siempre y colea de generación en generación abarcando distintos hechos y diferentes épocas. De ahí lo acertado del título general de estas jornadas: LOS CATÓLICOS Y LA MEMORIA HISTORICA. Esto es, no circunscribirse a un periodo determinado por muy glorioso que fuese, si no por el contrario ampliar como católicos y como españoles nuestras líneas de ataque y defensa.

En esto estoy y de ahí la actualidad de la presente ponencia.

La segunda cuestión, está totalmente ligada a la primera. ¿Por qué se ha escogido el presente título?.

Para responder a la pregunta, vamos a desglosar el enunciado: APOLOGÍA DE LA ESPAÑA CATÓLICA FRENTE A LAS FALSAS MEMORIAS HISTÓRICAS.

APOLOGÍA.- Esto es, disertación A FAVOR de algo o de alguien. No es suficiente, aunque si necesario, defendernos como católicos y como españoles ante la campaña difamatoria, por el contrario es un DERECHO y también un DEBER ensalzar todo lo bueno -que no es poco- de nuestra Religión y de nuestra Patria.

DE ESPAÑA.- No debemos avergonzarnos de ser lo que somos: ESPAÑOLES. Nuestro pueblo siempre ha sufrido de dos funestos complejos, el de INFERIORIDAD y el de CULPABILIDAD. Hemos de evitar -eso evidentemente, no por los que nos encontramos en este recinto- caer en lo que reflejan, aquellos versos del prematuramente fallecido, poeta de Reus, JOAQUIN MARIA BARTRINA : “Oyendo hablar a un hombre, fácil es acertar donde vio la luz: si os alaba a Inglaterra será inglés, si os habla mal de Prusia, es un francés, y si habla mal de España, es español.”

Estos versos del poeta JOAQUIN Mª BARTRINA, son por desgracia, un auténtico retrato tanto psicológico como sociológico. Los españoles hemos tenido siempre la funesta manía de echar lodo sobre nuestra historia y nuestras tradiciones, o si no menospreciarlas o ridiculizarlas, eso sí, alabando siempre lo que proviene del extranjero, por el solo hecho de su foraneidad. En el fondo ésta es la base del tan traído y llevado “europeismo”.

Por consiguiente uno de los propósitos de esta ponencia es el re-afirmar nuestra españolía sin complejo de ninguna clase.

CATÓLICA.- Esa españolía se debe asentar en el espíritu de España, que a su vez se asienta y se nutre del catolicismo, mal que les pese a algunos. La frase nefanda de Manuel Azaña “España ha dejado de ser católica” además de su carácter sectario, es una rotunda falsedad, por dos motivos: 1º porque podrá dejar de ser católico, el gobierno de la nación o incluso como ocurre en la actualidad y como aconteció en la II República el propio Estado, pero no forzosamente la sociedad y mucho menos su substrato óntico. 2º porque aun en el supuesto de que individualmente, todos los españoles abandonásemos la Fe Católica, o lo que es lo mismo se produjese una apostasía colectiva, no se podría alterar la historia, sería como dejar sin esencia a la propia España. Como decía muy acertadamente el profesor   Don RAFAEL GAMBRA, “todo lo que no es tradición es mimetismo”.

Esta tesis ha sido y es y será el centro de los ataques más o menos directos, más o menos agresivos, de los liberales de los marxistas, de los sincretistas en general, y por supuesto de los apóstoles del europeismo.

El eje por tanto de la presente exposición, no es en sí nada nuevo, se limita a recoger lo que pensadores de gran altura intelectual, como MENÉNDEZ Y PELAYO, VÁZQUEZ DE MELLA, MAEZTU, JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA, VICTOR PRADERA, GARCÍA MORENTE y en la actualidad el mencionado RAFAEL GAMBRA, el profesor ELÍAS DE TEJADA, BLAS PIÑAR O MANUEL DE SANTA CRUZ (por citar  algunos) han venido defendiendo contra viento y marea.

FRENTE A.- Indica esta expresión una contraposición, una exigencia de combate. Se trata de la otra cara de la apología. Lo he apuntado al principio, es la defensa ante la insidia y la deformación calculada. Nunca mejor ajustado el dicho “Del enemigo el consejo”. Trataré, aunque sea someramente de explicarme.

Si examinamos con un mínimo de honestidad intelectual, lo que han afirmado ciertos pensadores comunistas, en relación a la manipulación  histórica de la verdad de forma premeditada y científicamente estudiada, llegaremos a la conclusión que estamos- nos guste o no- ante una ofensiva intelectual de gran envergadura con el fin de falsear la historia.

Veamos lo que nos dicen tres pensadores clásicos del marxismo, por riguroso orden de antigüedad, para hacernos recapacitar y tomar las medidas consiguientes:

En primer lugar el padre del marxismo hecho acción y consolidado en Estado, LENIN, quien  a lo largo de sus escritos y discursos solía repetir estas dos máximas: “Contra el cuerpo la violencia contra el alma la mentira” o esta otra “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Más claro agua.

Posteriormente, otro intelectual comunista aunque disidente, GEORGES ORWELL, refiriéndose al régimen totalitario comunista Staliniano, reflejaba en su interesantísima novela 1984 “Quién es dueño del presente, escribe el pasado. Y quién escribe el pasado, dominará el futuro”.Como se puede apreciar la frase viene como anillo al dedo, para esta ponencia y para estas jornadas en general.

Por último ANTONIO GRAMSCI,  el pensador comunista italiano, forjador de una filosofía muy cultivada entre las izquierdas- incluso no marxistas- después de la segunda guerra mundial, dirigida a la creación de una cultura revolucionaria determinante del pensamiento individual, y colectivo, otorgando, para ello la primacía del proceso al intelectual  (por cierto con que ligereza se aplica este adjetivo y cuando conviene con cuanta arbitrariedad se sustrae), nos dice en su libro LOS INTELECTUALES Y LA ORGANIZACIÓN DE LA CULTURA El objetivo es obtener una centralización y un impulso de la cultura nacional que serían superiores a los de la Iglesia Católica”. Sin comentarios. Anteriormente en su época de preso en el periodo fascista escribe en su libro básico CUADERNOS DESDE LA CÁRCEL Si la escuela pertenece al Estado ¿Por qué no el periodismo que es la escuela de los adultos?. La frase no tiene desperdicio.

Con las palabras y en los casos de Lenin y Gramsci, consignas que acabo de leer, creo ha quedado suficientemente la imperiosa necesidad de atajar con decisión y formación, el aparato intelectual de la desmemoria planificada.

A LAS FALSAS MEMORIAS HISTÓRICAS.- Sobre el adjetivo, estimo que no hace falta incidir por su obviedad. Respecto al plural empleado sí, por dos razones:

a)      Porque como he expresado al, principio, no nos debemos ceñir a un momento histórico determinado, si no por el contrario, ampliar nuestro abanico. La tergiversación histórica se ha dado sobre distintas etapas históricas y de diversas formas. Por ello para hablar con propiedad empleamos la forma en plural de MEMORIA HISTÓRICA.

b)     A su vez, no hemos de perder de vista, que la falsificación histórica, se ha dado de forma paralela, contra España y contra la Iglesia.

  Como punto final a esta introducción, cabe significar que  me voy a limitar a realizar una breve revisión, dada la extensión de tan interesante tema, de los hechos que  según mi modesto criterio, han sido los más sufridos, por parte del falseamiento histórico, mediante el presente esquema:

 

I/ Análisis de la LEYENDA NEGRA y de su génesis.

II/ Estudio de los dos reinos mas cuestionados por dicha leyenda. A saber el de los REYES CATÓLICOS y el de FELIPE II.

III/ Análisis de ciertos capítulos, especialmente calumniados o deformados.

A) LA EXPULSIÓN DE ESPAÑA DE LOS JUDÍOS

B) EL DESCUBRIMIENTO, CONQUISTA Y EVANGELIZACIÓN DE AMÉRICA.

C) EL TRIBUNAL DE LA INQUISICIÓN.

D) NUESTRA DETERMINANTE APORTACIÓN TEOLÓGICA EN EL CONCILIO DE TRENTO.

 

I/  LA LEYENDA NEGRA

 

a)             CONCEPTO.

 Aunque pueda parecer extraño su definición es difícil por su heterogeneidad y por su carácter etéreo. Tiene, por llamarlo de alguna forma, un cariz fantasmal, es como afirma en su excelente trabajo -La leyenda negra hispanoamericana- JAVIER SAENZ DEL CASTILLO Y CABALLERO, más bien una mentalidad, una cosmovisión. De ahí que sea más fácil su descripción que su definición.

De este modo desglosaríamos los términos Leyenda y Negra. La primera significando narración de hechos fantásticos, y el adjetivo remarcando lo oscuro, lo tétrico, lo críptico.

  Por tal motivo y por su minuciosa descripción hago mía la que hace sobre ella nuestro presidente JAIME SERRANO DE QUINTANA “Conjunto de tópicos sistematizados, en cada momento histórico, por los enemigos de España y del catolicismo, sostenido por la ignorancia , por la calumnia, por la envidia, por el odio foráneos, alimentado por la cobardía, traición y snobismo internos, con la finalidad de ser utilizado, de forma permanente y progresiva, por el poder oculto universal anticristiano y ser transmitido de generación en generación”. O bien como diría nuestro gran amigo  GIL DE LA PISA, detrás de la Leyenda Negra está el  PODER SUPREMO SIN ROSTRO.

Como contrapunto, debo mencionar al insigne JULIÁN JUDERÍAS  quien en ese libro que debería ser empleado como manual en los Institutos de Enseñanza Media   LA LEYENDA NEGRA, quien ahondando más en el tema escribe: “ Los caracteres que ofrece la leyenda antiespañola en nuestros días (1915) son curiosos y dignos de estudio. No han cambiado nada a pesar del transcurso del tiempo. Se fundan hoy, lo mismo que ayer, lo mismo que siempre, en dos elementos principales: la omisión y la exageración. Entendámonos; omisión de lo que pueda favorecernos y exageración de cuanto pueda perjudicarnos.”.

Refiere mas adelante dicho autor, el inigualable testimonio del literato JUAN VALERA el cual después de describir, toda una serie de despropósitos que se repetían fuera de nuestras fronteras, finaliza el párrafo, francamente esperpéntico “......Las alabanzas que hacen de nosotros suelen ser tan raras que suenan como injurias o como burlas”.

El libro de Juderías no tiene desperdicio, pero razones obvias, me obligan a cerrarlo. No obstante quiero poner punto final a las palabras de tan ilustre polígrafo, académico de la historia, intérprete oficial del MINISTERIO DE ESTADO (Asunto Exteriores) de DIECISÉIS IDIOMAS, con este texto redundante de lo afirmado anteriormente : “...Porque aunque sea triste confesarlo, culpa principalísima de la formación de la leyenda negra la tenemos nosotros mismos. La tenemos por dos razones: la primera, porque no hemos estudiado lo nuestro con interés, con la atención y con el cariño que los extranjeros lo suyo, y careciendo de esta base esencialísima, hemos tenido que aprenderlo en libros escritos por extraños e inspirados, por regla general, en el desdén a España; y la segunda, porque hemos sido siempre pródigos en informaciones desfavorables y en críticas acerbas.” Este texto nos debe hacer meditar a todos, tanto por lo que dice, como por su vigencia actual.

 

B) ORIGENES Y TRAYECTORIA DE LA MISMA.

 

 Tema que excede en demasía, el tiempo concedido a este ponente, pero voy a tratar de hacer un breve esquema de la cuestión.

1º.- En cuanto a los orígenes, son difíciles de precisar, pero en líneas generales podemos afirmar  que surge de tres puntos principalmente: a) Los JUDIOS expulsados por los Reyes Católicos, b) Nuestra entonces potente rival Inglaterra, tanto por su faceta imperial, como por su nuevo fundamento nacional, el ANGLICANISMO, su defensa y propagación y c) El PROTESTANTIMO, afincado, en su versión Luterana en Alemania y en su vertiente calvinista en algunos cantones suizos.

Claro está que tampoco podemos olvidarnos la activa campaña de cooperación, haciendo servir sus caminos comerciales marítimos, de Holanda.

A su vez no puede caer en saco roto, la participación de españoles en la propagación de la leyenda antiespañola, como es el caso de ANTONIO PÉREZ secretario de Felipe II o de forma objetiva aunque posiblemente no, intencionada del dominico BARTOLOMÉ DE LAS CASAS. De los cuales hablaremos mas adelante.

2º.- En relación a la trayectoria, solo cabe afirmar que desgraciadamente, ha PERDURADO con matices distintos y en ocasiones diversas, hasta hoy. Para ser más exactos, después de los inicios antes señalados, tomó las riendas difamatorias la ILUSTACIÓN, para continuarla el LIBERALISMO y EL MARXISMO. Después se sumaron al deplorable evento LOS SEPARATISMOS CATALÁN Y VASCO, junto a los movimientos INDEPENDENTISTAS AMERICANOS  a los que atizaron Inglaterra y Estados Unidos de América, potencia la cual ha suministrado todo el bagaje intelectual, en la doble vertiente antiespañola y anticatólica en las mentes dirigentes e intelectuales de esas naciones. No podemos olvidar que la mayoría de políticos de las naciones HISPANOAMERICANAS (que no latinoamericanas como desgraciadamente se repite borreguilmente, en los ambientes llamados intelectuales, en los medios de comunicación, en los discursos políticos e incluso en las exhortaciones clericales) pertenecen o han pertenecido a la masonería.

Por último y ya en tiempos actuales, se han conjuntado en la repetición gregaria de la difamación histórica, el mal denominado catolicismo progresista, el europeismo y una amalgama de ambigua delimitación que podríamos denominar sincrético-ecumenista.

Como conclusión es conveniente transcribir aquí, lo que dice en su excelente trabajo ALVARO DE MAORTUA titulado “La Leyenda Negra antiespañola”  “No existiría “leyenda negra” si España no hubiese sido tan importante en el mundo, o si hubiera traicionado a la Verdad como lo hicieron las demás potencias, en lugar de servirla heroicamente como España lo hizo.”

 

II / DOS REINADOS CONTROVERTIDOS: EL DE LOS REYES CATÓLICOS Y EL DE FELIPE II.

 

A)        REINADO DE ISABEL Y FERNANDO: LOS REYES CATÓLICOS.

 En primer lugar se debe dejar sentado que en este periodo 1474-1517 España fue la potencia hegemónica por excelencia. En segundo término, que la personalidad de ambos cónyuges era tan  fuerte, tan rica  y tan vital que sería necesaria otra ponencia, para tratar -aunque de forma superficial- la biografía por separado de ambos antes del matrimonio.

Otra cuestión importante a recordar, porque es cosa archiconocida, al menos por los que estamos aquí, que de la unión matrimonial de ambos no se siguió una unidad de los Reinos de Castilla y de Aragón. Fue una unión personal, que desembocó en la restitución a España de su unidad INTERRUMPIDA por la invasión musulmana.

Por último hay que destacar el epíteto de CATÓLICOS, Dado a nuestros reyes por el Pontífice entonces reinante ALEJANDRO VI en 1496 mediante una Bula en la que se les concedía el derecho al PATRONATO REAL, de cuyo texto entresaco “Pues ¿a quien cuadra mejor el título de Reyes Católicos que a Vosotros defensores de la fe católica y de la Iglesia Católica......”.

Después de este pequeño exordio, voy a entrar en el tema siguiendo este esquema:

a)    POLÍTICA DE UNIDAD NACIONAL  b) POLÍTICA DE REFORMA RELIGIOSA  c) POLÍTICA INTERIOR d) POLITICA EXTERIOR e) POLÍTICA FRENTE AL ISLAM.

Como puede comprobarse he excluido los temas referentes a la expulsión de los judíos, a la evangelización de América y la instauración del Tribunal Nacional de la Inquisición, por la razón de que como ya expuse al principio pienso tratarlos de forma autónoma.

 

a)                       POLÍTICA DE UNIDAD NACIONAL

  Representó la continuidad de LA MONARQUÍA VISIGÓTICA y de la unidad religiosa, y como consecuencia política de RECAREDO  en el III CONCILIO DE TOLEDO, robada y profanada por la invasión musulmana.  Fue por consiguiente una guerra religiosa y patriótica a la vez. España se convertía en bastión de la CRISTIANDAD

La consecución de la  RE-UNIFICACIÓN DE España, posee diversos capítulos:

1º.- La conquista del Reino de Granada -  un poco más extenso de lo que ocupan hoy las provincias de Granada, Almería y Málaga. Dicha conquista estaba aletargada por disputas internas cristianas, nuestros Reyes le dieron el impulso definitivo.

2º.- La incorporación del Reino de Navarra, dando el apoyo definitivo a los BEAMONTESES (hispanófilos) frente a los AGRAMONTESES (francófilos).

3º.- La incorporación paulatina pero progresiva de las ISLAS CANARIAS quedando la cuestión totalmente resuelta en 1495 con la ocupación de la isla de TENERIFE.

4º.- La victoria sobre los piratas berberiscos por PEDRO DE ESTOPIÑAN en Septiembre de 1497 y la toma de la ciudad abandonada de MELILLA y su pronta incorporación al Reino de Castilla.

 

b) FUNDAMENTO RELIGIOSO DE SU PROYECTO HISTORICO: LA REFORMA RELIGIOSA.

 

He subrayado anteriormente, el carácter eminentemente religioso que tuvo la Reconquista de España, por parte de nuestros Reyes, lo cual significó, además un bastión de la Cristiandad. Evidentemente tales hechos han supuesto, suponen y me temo que supondrán, la explicación de la inquina de los panegiristas de la Leyenda Negra.

No obstante este apartado estaría incompleto, si no hiciese mención del complemento de lo primero, y no expreso el término complemento, en su acepción de accidente, si no de prolongación o consecuencia necesaria. Me refiero a su anhelo, por otro lado justificadísimo de la Reforma disciplinar de la Iglesia en España, Reforma la cual, con sus medidas, no solamente purificó el ámbito eclesial en nuestra Patria, si no que al mismo tiempo evitó que la Reforma Luterana iniciada en 1517- fecha por cierto coincidente con el ultimo año de su reinado- prendiera en Ella.

Por razones obvias me veo en la necesidad de limitarme en el contenido de la exposición de esta faceta tan fundamental de su designio político.

Arranca sin duda de lo establecido en el Concilio Nacional celebrado en Sevilla en 1478.  De ahí se deriva 1º. La eliminación drástica del influjo señorial en la designación de cargos eclesiásticos. 2º. La activa política de erradicación de la herejía y 3º.La reforma de la vida de los religiosos de ambos sexos. A su vez todo ello venia avalado por la Bula INTER CAUSAS MULTICIPLES de 27 de Septiembre de 1467.

En cuanto al punto 3º, el de la reforma de la vida de las comunidades religiosas, se pretendía especialmente, buscar además de una vida honesta de sus miembros, obtener mayor preparación y conseguir así más vocaciones.

Basándose en otra Bula, concretamente en la QUANTA IN DEI ECLESIA DE 1 de Diciembre de 1487, se comenzó con la reforma de los monasterios, benedictinos, cistercienses y canónigos regulares de San Agustín.

En cuanto a las Ordenes Religiosas, los caminos fueron diferentes en Castilla y en Aragón aunque todos con idéntico objetivo.

En Castilla fue una actitud dura y sobria la que aportaron los encargados por los reyes de llevar a cabo, tan importante misión. Es de señalar que nuestros Reyes designaron para tal cometido a religiosos incardinados en las órdenes a disciplinar, así Cisneros (alma de la Reforma Católica en España, amén de insigne estadista y egregio humanista) reformó a los franciscanos, Deza a los dominicos y Desprats a los mercedarios y otras ordenes mendicantes. Cataluña, fue igual de dura y sobria pero mucho más difícil, se unía a la caterva de frailes indómitos, un clero en muchas ocasiones rebelde y a seglares díscolos que llegaban al altercado y a la violencia. El designado para tal cometido fue el religioso Mario Ponce. Aragón fue también rebelde, pero bastante más dócil, allí el que llevó la batuta de la disciplina fue el religioso Francisco Segarra, el cual contó en todo momento con el apoyo inefable del obispo de Zaragoza Alonso de Aragón. En Valencia ocurrió algo similar a Cataluña pero sin llegar a sus extremos, el Arzobispo de Sevilla Antonio de Rojas fue el comisionado, para ejercer el control disciplinar.

 

c) POLÍTICA INTERIOR

Esta se puede caracterizar en dos facetas:

1º La defensa del Orden y 2º La consolidación del Estado.

La lucha contra la anarquía fue una de las metas principales de nuestros Reyes. Don Marcelino Menéndez y Pelayo nos lo pormenoriza en su HISTORIA DE LOS HETERODOXOS ESPAÑOLES , transcribiendo entre otros documentos cartas de Francisco Ortiz y de Hernández del Pulgar, en donde se narran toda una serie de fechorías, la mayoría de las veces impunes, perpetradas por bandoleros o por señores feudales.

 

También nos trascribe el ilustre sabio santanderino, escritos de los contemporáneos reales en donde se muestran agradecidos por el imperio del orden y de la justicia que ha devuelto a España los soberanos, recogiendo la citada obra, una descripción de lo ocurrido en Galicia, “donde habían desaparecido 1500 robadores en tres meses”.

Como conclusión y siguiendo a Don Marcelino, la labor de ordenar el territorio por parte de nuestros reyes fue ingente. Así se derribaron fortalezas nido en muchas ocasiones de poderes que hoy llamaríamos mafiosos, limitación del poder fáctico de los aristócratas, incorporación de los Maestrazgos a la Corona con el fin de evitar la existencia de Estados paralelos y la creación de un ejército moderno, junto a una policía moderna en la jurisdicción de Castilla: La Santa Hermandad.

No solo quedó su labor limitada al factor del fortalecimiento del Estado, pues parejo a ello y para dar potencia a la Nación se simplificó el sistema de pesos y medidas, se fortaleció la moneda y se fomentó la ganadería de todo tipo.

En cuanto al fortalecimiento del Estado y su consolidación, cabe significar que, aun existiendo una consolidación del Estado, no fue idéntica, la actuación política en Castilla y en Aragón.

En la primera la centralización del poder fue mayor, se redujo por un lado el poder de la nobleza y por otro se fortaleció el control de la Administración Central de los ayuntamientos por medio de la creación de una nueva figura: EL CORREGIDOR.

En cambio en el segundo el poder de ambas esferas estuvo más repartido o equilibrado. Los municipios estaban más emancipados y no existía la figura del Corregidor. Bien es cierto que Fernando –único soberano del reino aragonés- tuvo que hacer frente al levantamiento de la payesía catalana (Remensas), solucionada en 1486 por la llamada SENTENCIA DE GUADALUPE.

Para finalizar este epígrafe baste con señalar la modelación de un NUEVO ESTADO, basado en la cada vez mayor Unidad de Poder en la Nación, en el fortalecimiento de ese nuevo orden en la Unidad Religiosa, la institución de un gabinete gubernamental, con sus correspondientes funciones: El CONSEJO REAL creado en las CORTES DE TOLEDO EN 1480, presidido por un prelado y constituido por tres aristócratas y ocho juristas, y que con el tiempo fue estructurándose en salas equiparables a nuestros ministerios y por último un robustecimiento de la Justicia, mediante la creación, de un lado de figuras como los PESQUISIDORES, los VEEDORES, los OIDORES  y los ALCALDES DEL CRIMEN; y de otro la creación de AUDIENCIAS, en Valladolid, en Granada, en Zaragoza y otra especial para Galicia.

 

d) POLÍTICA EXTERIOR.

Este apartado a nuestro entender no incide tan directamente en el tema de estas Jornadas, por eso haré un simple esbozo.

La vía diplomática fue su preferida, y más concretamente, las Relaciones Internacionales, a través de la unión matrimonial, lo cual no quiere decir que obtuviese buenos resultados. Así sus hijas Isabel y Maria, fueron desposadas con infantes de Portugal, pero ambas fallecieron prematuramente. Era la unidad de los Reinos Ibéricos. A su vez se casó el infante Don Juan con Margarita de Austria. También aquí “la parca” hizo de las suyas. En cuanto a su hija Juana casada  con Felipe “el hermoso” hijo de Maximiliano de Austria, todos conocemos el triste desenlace.  Se trataba de ser un contrapoder de Francia, no tanto para el presente, como para el futuro. El acercamiento a Inglaterra fue el fundamento desenlace matrimonial de Catalina con Arturo el Príncipe de Gales, quien una vez fallecido, su viuda contrajo matrimonio con Enrique VIII, el cual pasó por el motivo precisamente matrimonial de “defensor de la fe” a cabeza de uno de los mayores cismas de la Iglesia.

 

e) POLÍTICA FRENTE AL ISLAM

Nuestros Reyes no se conformarían con la victoria sobre los sarracenos en nuestra casa, tuvieron siempre claro que su misión era defender sin tibiezas a la Cristiandad, de ahí su beligerancia contra el Turco, su apoyo sin reservas a los Caballeros de San Juan y su decisiva adhesión al plan del Papa Alejandro VI en esta cuestión, cuando impulsó LA LIGA SANTA. Sobre todas esta vicisitudes y para los estudiosos de la táctica y de la estrategia, me limito a recomendar el magnifico libro (que a su vez toca  brillantemente otros temas vinculados a esta ponencia y a estas jornadas) del coronel, abogado y licenciado en Ciencias Políticas CARLOS DE MEER titulado Isabel La Católica Reina de la Hispanidad. Sus empresas políticas”

Como puede observarse, es clara y lógica, después de lo explicado que exista una inquina permanente, contra Nuestros Reyes por parte de laicistas europeístas, ecumenosincretistas y separatistas.

 

B/ REINADO DE FELIPE II

Tal vez, dejando a parte a FRANCISCO FRANCO, no haya habido un jefe de Estado español, tan injustamente tratado, con una personalidad tan calumniada y con una actuación política tan difamada, como ocurre con Felipe II.

Nuestro Rey, ni fue cruel, ni sanguinario, ni tiránico, y mucho menos sádico, fue un soberano estimado y respetado por su pueblo, que tenia bien claro su ideal religioso, su concepción del Estado y el papel que debía desempeñar la Realeza.

Fue en conclusión, la antitesis tanto de la frivolidad como de la arbitrariedad, el “Rey Prudente” fue definido por Cervantes como “columna de la Fe segura y fuerte” matizándolo aun más el Papa San Pío V quien dijo de él que era “el defensor único de la Santa Sede” y que “de su vida dependía toda la Cristiandad”.

Voy a examinar a grandes rasgos, por razones de tiempo, lo que creo líneas generales de su política.

 

1º/ POLÍTICA INTERIOR

 

a) Uno de los objetivos del “Diablo del Mediodía”, fue la Reforma del clero español. Constituyó para ello una Junta, teniendo por misión el defender la más estricta observancia.

Este plan tuvo dos partes en su contra: Una la del propio PAPADO, por considerar que se entrometía en asuntos de su jurisdicción y del otro los superiores religiosos que no toleraban la visita inspectora de los obispos.

En esta misma línea es de destacar la creación de Seminarios para la formación de sacerdotes suficientemente preparados. En este reinado se crearon veinte seminarios, siendo el primero el de Granada en 1564, y uno de los constituídos fue el de Gerona en 1589.

Por otra parte persiguió que los prelados estuvieran permanentemente en sus sedes, propiciando además la celebración de Concilios Provinciales.

b) Fue un fervoroso combatiente contra la herejía protestante en nuestra Nación. Acabó de forma fulgurante con los dos frentes abiertos por el Protestantismo: Valladolid y Sevilla. Como colofón en 1559, el Rey prohibió a los universitarios salir fuera de España para estudiar, con la finalidad de evitar contaminaciones heréticas. De esta norma estaban exceptuadas las universidades de Roma, Nápoles, Bolonia y Coimbra.

c) Cortó de forma eficacísima el levantamiento MORISCO, residuo de la población musulmana que habitaba en el antiguo Reino de Granada, en Levante y en Aragón.

Los moriscos eran unos falsos conversos. El emperador Carlos en 1525, les concedió un plazo para su total conversión. No obstante a pesar de su aparente conversión continuaban practicando la religión mahometana, practicaban sus ritos y hablaban árabe. Este aferramiento a su cultura era por supuesto practicado en la clandestinidad.

En 1568, estalló un levantamiento de agricultores en  Las Alpujarras (150000), los cuales practicaron la táctica de guerra de guerrillas. Fueron sin embargo totalmente vencidos primeramente por el Virrey de Granada el MARQUÉS DE MONDEJAR, y después por DON JUAN  DE AUSTRIA. Lo más importante  de este acontecimiento, son dos cuestiones: 1º El apoyo que recibieron los moriscos de sus hermanos de fe otomanos y magrebíes (¿A que nos suena esto?). 2º La institución de una monarquía OMEYA, con un supuesto descendiente de apellido español – HERNANDO DE VALOR- denominado MOHAMED  BENHUMEYA, a quien asesinaron ellos mismos, sucediéndole un tal ABEN ABOO.

d) La insurrección de los Países Bajos, transcurrió en dos etapas: La primera de 1561, que se concretó a su vez en dos vertientes: La aristocrática y la popular. Una, basada en la defensa de los privilegios señoriales, encabezada por GUILLERMO DE ORANGE y por los CONDES DE EGMONT y HORN y el BARON DEMONTIGNY. La otra, mixta de reivindicaciones económico sociales y una profunda y militante fe religiosa de signo protestante en sus dos vertientes, luterana y calvinista.

La segunda estalló en 1572, con más éxito para los sublevados. De destacar aquí es el apoyo que recibieron de otras potencias, como es el caso de Francia, Alemania e Inglaterra, incluso con la cooperación descarada de piratas como DRAKE y de todo tipo de mercenarios, lo que nos recuerda a la tristemente célebres BRIGADAS INTERNACIONALES.

e) Portugal, política basada en la vía matrimonial al igual que hicieron ISABEL Y FERNANDO, la unión de Isabel de Portugal, con nuestro Rey pretendía ser la decisiva unión de los reinos ibéricos. La sociedad lusitana estaba dividida pero una vez más los enemigos de España – y también de Portugal- impidieron este magno ideal, posteriormente encuadrado en los TRES DOGMAS NACIONALES DEL TRIBUNO TRADICIONALISTA JUAN VAZQUEZ DE MELLA.

 

2º/ POLÍTICA EXTERIOR

 

a ) En primer lugar la batalla contra el imperio turco. España como en la época de los Reyes Católicos, era un bastión de la Cristiandad frente al islamismo. Aceptó de buen grado la petición del Papa, coaligándose con él, así como con el Señorío Veneciano, el cual dicho sea de paso, posteriormente nos traicionó, pactando por su cuenta con los otomanos, que nos trae la memoria en tiempos actuales y del pasado inmediato, los amoríos de ciertos sectores católicos, con los enemigos de la civilización cristiana.

No podemos dejar de mencionar, aunque de pasada, dentro de este epígrafe, la victoria inconmensurable de la BATALLA DE LEPANTO.

b) La permanente conflictividad con Inglaterra y Francia. En uno y otro  caso, la disputa militar y/ o diplomática, tuvo siempre un origen religioso.

Respecto de Albión, hubo siempre un intercambio de apoyo material a los respectivos sublevados de sendos Reinos. De este modo, aquella apoyaba a los protestantes españoles y a los sublevados de los PAISES BAJOS, mientras España daba soporte a los opositores católicos  a la Reina Isabel. Ambos monarcas Isabel y Felipe, se temían pero se respetaban, no creo que llegaran a odiarse, al menos por parte de nuestro egregio Rey, quien se opuso a la excomunión papal a la reina británica, por considerar como así ocurrió, que sería muy dañino a la población católica.

Importante  a señalar en este epígrafe, el apoyo resuelto de nuestro Rey a la Causa de María Estuardo, arrojada de su tierra por el lujurioso y fanático calvinista KNOX. Y como no, la heroica Armada Invencible, vencida por los elementos y el mejor material bélico de los británicos en julio de 1588.

La situación en Francia era diferente, aquí el problema estaba en la existencia de dos bandos más o menos equilibrados. España desde el punto de vista meramente político, hubiese preferido una nación dividida, pero no era ese el criterio Felipista. Nuestro Rey luchaba por la no división de la Cristiandad y atendiendo a las peticiones de los Papas Pío V y Gregorio XIII, optó por el apoyo incondicional al bando católico.

Posteriormente, y a causa de la paz con su antiguo enemigo el rey de Francia Enrique II, nuestro Rey- que por cierto se casó con su hija Isabel- ejerció mucha influencia en el país vecino.

A la muerte del Rey francés haciéndose cargo de la riendas del poder la viuda CATALINA DE MEDICIS, envuelta en las guerras civiles de Religión entre católicos (el DUQUE de GUISA) y protestantes (CONDÉ y COLIGNY), recurrió a su pesar a la ayuda de Felipe II plasmada en la CONFERENCIAS DE BAYONA, que dieron lugar a la NOCHE DE SAN BARTOLOMÉ (23-24 DE 1572). No obstante España perdió influencia en la nación gala, aunque los católicos franceses se reunieron en secreto con católicos españoles en el castillo de Joinville, para continuar defendiéndose del bando protestante.

c) Otro punto importante,  aunque desagradable, fue para nuestro Rey, la incomprensión e ingratitud de algunos Papas. Los prejuicios de Roma frente a España, derivaron en conflictos serios entre los dos bastiones de la Cristiandad.

Los conflictos bélicos y diplomáticos ente España y Roma tuvieron su máxima crispación con PAULO IV y con CLEMENTE VIII -totalmente francófilo-, si bien es cierto que con PIO V, SIXTO IV y GREGORIO XIII, fueron mejores y en algunas ocasiones optimas.

 

C) DOS CASOS ESPINOSAMENTE CRUCIALES: EL PRÍNCIPE CARLOS Y ANTONIO PÉREZ

 

A/ EL PRÍNCIPE CARLOS

 

Uno de los ejemplos clásicos de la LEYENDA NEGRA. Niño enfermizo, heredero de su padre el Rey, con un odio hacia él, tal vez por complejo de inferioridad, tal vez por envidia, tal vez por el prurito de oponerse, este “hijo de papá avant letre” conspiró contra su padre y contra España, a favor de los flamencos, e incluso con complicidades vergonzosas trató de fugarse a HOLANDA. Arrestado por orden personal del Rey –había que dar ejemplo- murió en su estulticia a causa del régimen alimenticio que el príncipe se impuso, grandes ayunos alternativos con grandes comilonas. En fin, el caso no tendría mayor importancia si no fuese quien era, fenómenos de enfrentamiento con el padre- en muchas ocasiones habiéndose aprovechado hasta la infinidad de él- los hemos tenido y tenemos en la mente de todos.

 

A destacar en el presente caso varias cuestiones:

 

1ª.- La falsedad de que fuese asesinado por el Rey

2ª.- Que jamás pensó en abrazar el protestantismo -como muy bien demuestra Don Marcelino- y por consiguiente es tremendamente falso el considerarle un mártir de la causa luterana.

3ª.- La innobleza de Isabel I  y del Duque de Sajonia, de los hugonotes franceses, de aprovecharse de un psicópata traidor y mezquino, pero psicópata al fin y al cabo.

4ª.- La bellaquería de los que han continuado propagando dicha MENTIRA HISTÓRICA.

 

B/ El caso de ANTONIO PÉREZ es junto al anterior, otro de los ejemplos mas humillantes del pregón de los enemigos de nuestra Patria.

ANTONIO PÉREZ es uno de los personajes más abyectos y repugnantes de nuestra historia.

El comportamiento vil y tenebroso del antiguo Secretario de Estado de Felipe II no es desgraciadamente nada nuevo. Un hombre que bajo dádiva vende a los enemigos de su Patria secretos de Estado, no es original: Que la traición se consolide con el asesinato, en este caso del Secretario del infante D. Juan de Austria, hermano del Rey Felipe II, llamado ESCOBEDO, que estaba totalmente informado de la conspiración por cierto con precio, a los rebeldes flamencos, tampoco marca timbre de originalidad. Que el miserable comportamiento del bellaco, se complemente con el amorío adultero con una rijosa e intrigante dama en este caso  DOÑA ANA DE MENDOZA, princesa consorte de Eboli, que dicho sea de paso pagaba sus servicios, además de con su apoyo social, con los bienes de sus hijos, tampoco es totalmente destacable, es al fin y al cabo la típica novela de ramera y gigoló.

Lo destacable en este desgraciado y bochornoso asunto es:

1º.- La capacidad de engaño de este bribón a cierto sector de la población.

2º.- La eliminación sistemática de los cómplices del asesinato, con total impunidad.

3º.- El apoyo de personas relevantes y bien intencionadas, como es el caso del Presidente del Consejo de Castilla el obispo de Córdoba, DON PEDRO PAZOS.

4º.- LA COMPLICIDAD Y ENCUBRIMIENTO DE CIERTOS CLERIGOS (¿NOS RECUERDA ALGO ESTO?) Como ejemplo baste con citar al cardenal  de Toledo GASPAR QUIROGA, que le encubre  escondiéndole en la Iglesia de San Justo de la justicia, o la del cura PEDRO DE LA ERA -por cierto asesinado después por el canalla protagonista- o los dominicos de Calatayud que le dan cobijo en su huida a Aragón en la Iglesia de San Pedro Mártir.

5º.- El valerse de todo tipo de triquiñuelas como la simulación de enfermedades, para poder vivir lo mejor posible en su domicilio, A PESAR DEL TIRANO FELIPE II.

6º- El autojustificarse acusando e inculpando procesalmente al propio Rey DE SUS DELITOS.

7º.- El complicar en el asunto a todo un Reino, el de Aragón y a su máximo exponente judicial EL JUSTICIA DE ARAGÓN.

Pues bien esta es la joya que hacen valer los partidarios de la LEYENDA NEGRA. Sin comentarios.

De todo lo dicho hasta aquí se deduce que Felipe II fue un Rey calumniado -y aun lo es- por unos, incomprendido por otros y traicionado por quien no debiera.

Es claro por tanto que sea el blanco de todos los europeístas liberales y sincreticoecuménicos.

 

 

III/ ANÁLISIS DE CIERTOS CAPÍTULOS, ESPECIALMENTE CALUMNIADOS O DEFORMADOS

A)                     EXPULSIÓN DE ESPAÑA DE LOS JUDIOS

Tema espinoso y sumamente delicado, pero que no hay más remedio que afrontar. Los defensores de LA LEYENDA NEGRA no cejan de gemir ante la disposición de 1492 de nuestros Reyes Católicos.

El ambiente contrario con efectos retroactivos, en relación a este tema, tiene a mi modesto modo de entender que contrarrestar tres objeciones más o menos diáfanas.

La primera, la identificación del impropiamente denominado antisemitismo (porque semitas son tanto los judíos como los árabes) con una postura RACISTA o incluso claramente NACIONALSOCIALISTA, adjetivo que “prima facie” invalida cualquier afirmación o réplica.

La segunda ya con carácter más irónico, es esgrimir la cantinela de “conspiración judeo masónica”, satirizando una de las célebres frases de Franco, por lo que cualquier afirmación que pueda lacerar o contrariar al denominado pueblo de Israel, es totalmente descalificada.

La tercera, de ambiente más clerical o católico progresista, consiste en el hecho de concebir al Concilio Vaticano II, como un punto y aparte de la Iglesia, sin relación alguna con el magisterio anterior.

Por ello a tenor del acercamiento de Roma a Jerusalen y la condena de la denominación de pueblo deicida, choca con cualquier tipo de argumentación que directa o indirectamente contradiga al pueblo judío.

A mayor abundamiento, en la actualidad existe un factor añadido, que es ni más ni menos el proceso de canonización de ISABEL LA CATÓLICA, punto del todo mal visto por los judíos y frenado o minusvalidado por los filojudíos dentro de la propia Iglesia Católica.

Una vez expuesto el problema de forma y de fondo, incidentes en este apartado de la conferencia, voy a intentar hacer un bosquejo de la cuestión.

1.)         Una de las ofensivas dialécticas contra EL DECRETO DE EXPULSIÓN es el de que los Reyes Católicos fueron los únicos que actuaron de este modo, y España la única nación donde se procedió de esta forma.

2.)         Los que reconocen la existencia de antecedentes, lo consideran como una proyección del despotismo real.

3.)         El vocerío más o menos intelectual de nuestra progresía, no acepta de ningún modo el hecho de la expulsión, juzgando además con ojos actuales lo que ocurrió en el siglo XV.

Veamos la contestación correlativa a estos tres puntos:

1.a) Los que afirman que nuestros reyes han sido los únicos que han decretado la expulsión de los judíos, ocultan que se dio también anteriormente a lo largo de la historia. Veamos, a escala europea no se debe olvidar que los judíos fueron expulsados por primera vez de Inglaterra en el año 1289 por orden del rey EDUARDO I, de Francia en 1394 por CARLOS VI, de Austria en 1421, de Colonia en 1424, de Augsburgo en 1439, de Erfurt en 1458. Por consiguiente nuestros Reyes no fueron los que iniciaron la “razzia”, que por cierto continuó en otras naciones, incluso llegando hasta a Roma donde el Papa San Pío V los expulsó de los Estados Pontificios.

Tampoco es cierto que a lo largo de nuestra historia, fueran los Reyes Católicos los únicos en adoptar la mencionada medida. Así siguiendo a D. MARCELINO MENÉNDEZ Y PELAYO en su clásica obra ya comentada, nos señala que el Rey visigodo SISEBUTO fue el primero que promulgó un decreto en que ponía a los judíos en la alternativa de abjurar de sus creencias o la expulsión de sus territorios. Posteriormente  CHINTILA, aplicó la prohibición de habitar en sus dominios a todo aquel que no fuera católico. Después RESCESVINTO condena a muerte a los apóstatas entre ellos claro está, a los judíos aparentemente cristianos que practicaban secretamente la fe judía, presentando el mismo rey un memorial en el Concilio VIII de Toledo de los judíos que se presentaban como buenos cristianos “a pesar de la porfía de nuestra dureza y de la vejez del hierro de nuestros padres” afirmando después su abstinencia por razones higiénicas para comer carne de puerco. Más tarde Wamba que fue derrocado por una conspiración, en la que formaron parte muchos judíos, volvió a imitar a sus antecesores.

Posteriormente fueron perseguidos en tiempos de Egica, por conspirar contra el Estado, según Menéndez y Pelayo “quizás de acuerdo con los musulmanes de África” Ante ello el concilio XVII de Toledo, confiscó sus bienes y sustrajo a sus hijos para ser educados en el cristianismo.

Don Jaime I el Conquistador, dispuso que todo cristiano que abrace la ley mosaica debe ser quemado vivo. No satisfecho con esta medida el Conquistador, busca convertir a los judíos y manda predicar en las sinagogas, al mismo tiempo que los dominicos y franciscanos estudien hebreo.

Alfonso X el Sabio en la Partida VII, condena a la pena de la hoguera al “que se torne judío”,  condenando también a la pena de muerte a los judíos que “yacieren con cristianas”.

Queda por tanto claro que ha habido diversos e importantes antecedentes del decreto de expulsión de 1492, tanto a nivel nacional como europeo.

2.a) En relación al fundamento jurídico-teológico del decreto baste con recordar: El Papa ALEJANDRO III en el Sínodo de Montpeller en 1162 establece el principio de intervención sistemática contra los herejes (este tema está profundamente tratado en el libro ya mencionado de Carlos de Meer).

En 1199 Inocencio III dispone que la herejía es además de un pecado un delito de lesa majestad, siendo tal declaración posteriormente ratificada por el IV Concilio de Letrán.

Gregorio IX instaura un TRIBUNAL ESPECIAL en 1233 a petición del rey de Francia y para reprimir la herejía encarga a los dominicos “ordo predicatorum” la misión de INQUIRIR, trasladando la ejecución de las penas al poder civil.

Inocencio IV crea en Roma el TRIBUNAL DE LA INQUISICIÓN ROMANA UNIVERSAL.

No hay que perder de vista de que detrás de todas las herejías se encontraban muchos prohombres judíos, como es el caso de Simón Mago o Arrio.

Por todo ello no es de extrañar que el Papa Sixto IV autorizara en 1478 en la bula EXIGIT SINCERAE DEVOTIONIS “Al rey y a la reina a designar tres obispos o tres hombres instruidos y de buena reputación en cada ciudad o diócesis para inquirir las opiniones de los judíos con el fin de llevar a la verdadera fe a aquellos que habían residido en el judaísmo”.

Tampoco es de extrañar que en 1492 el decreto de expulsión dijera: “...según es notorio hemos sido informados de los inquisidores y de otras muchas personas religiosas eclesiásticas y seglares que consta y parece ser que tanto daño se sigue y ha seguido de la participación, conversación y comunicación que han tenido y tienen con los judíos, como los cuales se procuran siempre por cuantas vías y maneras pueden subvertir nuestra Santa Fe Católica a los fieles cristianos...”

3.a) ¿Eran justos los motivos de la expulsión?.

Retornemos a Menéndez y Pelayo. El ilustre polígrafo, relata las acciones populares habidas contra la población judía durante el siglo XIV, especialmente por prácticas usureras diciendo “como los neófitos no dejaban de ser ricos ni de mantener sus tratos, mercaderías y arrendamientos, volvióse contra muchos de ellos el odio antiguo de la plebe contra los judíos cobradores y logreros”, diciendo u habiendo dicho anteriormente “de esos cristianos nuevos, los más judaizaban en secreto; otros eran gente sin Dios ni ley: malos judíos antes y pésimos cristianos después. Los menos en número aunque entre ellos los más doctos estudiaron la nueva ley, abrieron sus ojos a la luz y creyeron. Nadie les excedió en celo, a veces intolerante y durísimo contra sus antiguos correligionarios”.

En conclusión se puede afirmar sin lugar a dudas que el decreto de expulsión, fruto por un lado de la animosidad hacia ellos de la población hispana, y por otro de la presión papal proviene la virtualidad del decreto, no olvidando que hay que tener presente la existencia de prácticas secretas judías, además de profanaciones de hostias y crucifixiones de niños, como ocurrió en Zaragoza a Santo Dominguito del Val o como el Santo Niño de la Guardia, un día de Viernes Santo éste último.

No obstante dos fueron los motivos principales de la expulsión, no desmentidos por nadie:

a)      La campaña proselitista de los judíos en favor de la ley mosaica, incluso dentro del propio clero como es el caso de Fray Diego de Zapata que hacía apología de la fe mosaica desde el púlpito.

b)     La cobertura y apoyo que los judíos dieron a los musulmanes en el año 703 y en el 711. La invasión musulmana en principio mantuvo a los judíos en los cargos importantes como en Córdoba, Sevilla, Granada y Jaén.

c)      Situación que se volvería a repetir en 1473 por los judíos de Córdoba, ofreciendo la toma de Gibraltar para los musulmanes.

 

B/ EVANGELIZACIÓN DE AMERICA

 

Como decía JULIAN JUDERIAS “Nuestra finalidad no era el territorio, si no la difusión de aquellos principios de cultura que creíamos superiores, al contrario que los ingleses, cuya finalidad ha sido y es exclusivamente el comercio”

El mismo Juderías cita en su interesante y fundamental libro LA LEYENDA NEGRA al escritor ecuatoriano MONTALVO cuando escribe “España, lo que hay de puro en nuestra sangre, de noble en nuestro corazón, de claro en nuestro entendimiento, de ti lo tenemos, a ti te lo debemos”

Esto es la esencia de nuestro descubrimiento, y precisamente esto es LO QUE NO NOS PERDONAN NUESTROS ENEMIGOS, quienes buscan todo tipo de leyendas PARA descalificar a nuestra obra en el Nuevo Continente, aunque sea valiéndose de las exageraciones, en este caso, al parecer de una persona bien intencionada, pero utilizada: EL PADRE BARTOLOMÉ DE LAS CASAS autor de un libro, titulado, BREVÍSIMA RELACIÓN DE LA DESTRUCCIÓN DE LAS INDIAS en el que con mejor o peor intención  vierte una serie de exageraciones y inexactitudes  contra España, pero que serían utilizados, entonces y ahora por los de siempre... García Morente le acusa de falta de rigor histórico, criterio que modestamente este ponente comparte, porque en una época que no se conocía la velocidad ultrasonido, era físicamente imposible “ver y oír” el mismo día ciertos  supuestos hechos en el Yucatán y en el río de la Plata para  pasar, en menos de veinticuatro horas a encontrarse en Lima. Eso entre otras cosas que no me es factible relatar.

 

Otros ponentes desarrollarán el tema de las conquistas sociales, forjadas para América y los hispanoamericanos (que no latinoamericanos) y expondrán la gigantesca obra jurídica realizada por España en América. Nosotros nos limitaremos -bueno es un decir- a la labor en favor del desarrollo espiritual, de aquellas tierras y de aquellas gentes.

 

a- ASPECTO  RELIGIOSO

Lo más importante, desde el punto de vista español era la continuación de la Reconquista. El catolicismo era la quinta esencia de España. Desde el punto de vista de la Iglesia, las BULAS ALEJANDRINAS del Papa Alejandro VI -que era el Título Jurídico de legitimidad según el Derecho de Gentes- obligan a España a que comience a evangelizar.

La evangelización, no fue tarea  fácil. No se produjo ni de forma homogénea ni uniforme en el tiempo ni en el espacio.

Hubo entrega pacifica, por parte de los indígenas a los españoles, en cambio hubo otros casos como el de los Araucanos que fue todo lo contrario.

El gran problema fue eliminar la idolatría, incluso en los ya bautizados, que practicaban ritos de las antiguas religiones, hasta entrado el siglo XVII. La razón es fácil de entender. En primer lugar, los santuarios paganos, estaban o muy escondidos, o eran de muy difícil acceso, para los no nativos.

Por otra parte, las canciones que se entonaban por los indígenas, tenían en su mayor parte un contenido religioso-pagano, lo cual se convertía en una larva peligrosa. A su vez las fiestas sociales, en algunas ocasiones orgiásticas, retornaban también a la concepción pagana anterior.

Por ultimo es difícil separar totalmente el miedo a los antiguos dioses  y las supersticiones, de la mentalidad indígena.

A pesar de todo, la evangelización fue un rotundo éxito.

Los misioneros evangelizaban, primero con el ejemplo, eso es, su vida servía de modelo para el neófito.

Los misioneros emplearon con frecuencia la catequesis oral: la predicación, cosa altamente difícil. No conocían los diversos idiomas indígenas, que tuvieron que aprender de forma acelerada, además se encontraban con la dificultad de explicar los dogmas, por motivos obvios.

Otra táctica pedagógica, consistió en  la creación de cancioneros, cuyas letras de contenido religioso, inducían al indígena a memorizar lo que se le enseñaba.

El catecismo escrito, representó otro factor vital para la evangelización. Primero, se tuvo que aprender las lenguas indígenas para que captaran todo el mensaje. Anteriormente, los misioneros empleaban el sistema de ideogramas, que por cierto también dio magníficos resultados. A posteriori se redactaron catecismos bilingües, para mayor integración de los indios con los predicadores.

La plástica fue otro elemento docente. Consistía en la elaboración de imágenes, de forma similar a las pequeñas estatuillas paganas. No obstante este sistema pedagógico no tuvo siempre la misma aceptación, por la jerarquía, adoptándose medidas disciplinarias por esta cuestión. Aun así tampoco los resultados fueron totalmente negativos, ya que por ejemplo se les familiarizó con los cultos de hiperdulía y de dulía a escala domestica.

La vida familiar era otro de los campos apologéticos, la oración en común varias veces al día de toda la comunidad familiar y la asistencia a Misa de forma colectiva y a las demás celebraciones litúrgicas.

La vida comunitaria también se impregnó de catolicidad. Las fiestas religiosas públicas, las procesiones, los rosarios en las calles,... eran frecuentes.

He aquí LA VICTORIA DE CRISTO EN AMÉRICA.

 

b- FACETA CULTURAL

No se debe olvidar que los indios aprendieron todos los oficios que se practicaban en Europa. El geógrafo Humbolt, así lo reconoce, afirmando que los productos americanos “podían competir totalmente con los europeos”.

Tampoco se debe olvidar la fundación de universidades. España dejó 19 universidades en la América hispana.

La imprenta fue también un resultado de la obra cultural española, dándose la situación de que apareció antes en Méjico que en Nueva York.

No puede extrañarnos, que también en este aspecto exista una fuerte inquina contra nuestro glorioso pasado por los enemigos de Dios y España, inquina que dicho sea de paso, no ceja.

El último ejemplo nos lo proporciona el congreso mundial de indigenismo, organizado por la ONU en 1987.

Claramente por supuesto, el indigenismo entre el marxismo y la masonería fue el elemento aglutinante. La voz de Galdeano, al igual que el de Rigoberta Menchú –no conocida precisamente por su veracidad en temas históricos literarios- sonaron con voz aterradora al igual que lo hizo en épocas anteriores el peruano Mariategui, por no citar a los personajes esperpénticos de Chaves y Evo Morales.

Para arreglarlo, la Teología de la Liberación incrustó el marxismo en la Iglesia Hispanoamericana, y para contrarrestarlo los Estados Unidos de América del Norte, fomenta las iglesias evangélicas con sus famosos telepredicadores, provocando tanto la descatolización como la desespañolización.

¡QUE DIOS PROTEJA A AMÉRICA! Y que no le permita huir u olvidar sus orígenes.

 

C- EL TRIBUNAL DE LA INQUISICIÓN

Más arriba he hablado de la creación de la Inquisición medieval en España siguiendo los pasos de Menéndez Pelayo, y ahora voy a centrarme en la denominada Inquisición nacional o española.

1.- Me refiero aquí a la Inquisición española propiamente dicha, es decir, a la creada por los Reyes Católicos con la aprobación (no sin dificultades) del Papa Sixto IV en 1478.

Este nuevo tribunal absorbió las funciones de la primitiva inquisición medieval, que he aludido anteriormente, con la finalidad de perseguir a los falsos conversos del judaísmo o judaizantes para consolidar la unidad religiosa y política de nuestra Patria.

2.- Que dicho tribunal tuvo solamente jurisdicción en el territorio de Castilla al principio, pero paulatinamente acabó implantándose en el territorio de la Corona de Aragón.

3.- Si bien al principio el Tribunal actuaba exclusivamente contra los judaizantes, fue ampliando paulatinamente su competencia, extendiéndose a los moriscos y posteriormente a los protestantes.

4.- El término inquisición suena actualmente muy fuerte, pero hay que recordar que es un sustantivo proveniente del verbo INQUIRIR (preguntar o indagar).

Lo curioso es que cuando se habla de inquisición, se sobreentiende que es necesariamente la española y concretamente la que hoy denominamos inquisición nacional, cuando realmente existió en todo el orbe cristiano aunque se conocieran con distintos nombres como es el caso de Tribunal de la Sangre en Francia, o Tribunal Matrimonial en los Cantones suizos fieles al reformador Zwinglio.

Vuelvo al inefable Menéndez y Pelayo. Este entiende y defiende a la Inquisición como reacción lógica de defensa de la identidad religiosa y nacional, afirmando categóricamente: “que en el siglo XVII todo el mundo creía y todo el mundo era intolerante” afirmando más arriba en su libro de –La Historia de los Heterodoxos- “hasta las turbas demagógicas, tienen el fanatismo y la intolerancia de la impiedad”.

Continua el ilustre polígrafo que es conveniente resaltar la categoría intelectual de los inquisidores generales, para demostrar que este tribunal no estaba en contra de la cultura, así nombra a Diego de Deza, a Cisneros, a Alonso Manrique (amigo de Erasmo de Rótterdam), a Fernando Valdés y a Bernardo de Sandoval, todos ellos grandes teólogos.

Replica también a los que afirman que la Inquisición estaba en contra del desarrollo científico afirmando “La inquisición no podía estar en contra ¿qué digo? da alas a todo y hasta consentía que se publicasen libros de política... no sólo de la soberanía popular sino hasta del tiranicidio...”

La INQUISICIÓN ESPAÑOLA entendiéndola como diferente a la medieval, –al igual que todos los demás analizados en nuestra ponencia- necesitaría, no solamente una ponencia, si no unas Jornadas monográficas.

Por ello a modo de conclusión de este epígrafe, trazaré un pequeño esquema, para que aunque de forma sintética, recoja lo más substancial.

1º La INQUISICIÓN NACIONAL, es creada por ROMA el 1 de Noviembre de 1478, mediante la BULA EXIGIT SINCERAE DEVOTIONIS del Papa SIXTO IV.

2º La causa remota de su continuación era la vida lánguida que llevaba la anterior, la medieval, que por otra parte sólo se conocía en ARAGÓN.

3º La causa próxima  de la petición que formularon los Reyes Católicos al Santo Padre, ante la denuncia, al parecer del prior de los dominicos de Sevilla ALONSO DE HOJEDA, de un hecho ocurrido en Jueves Santo en Sevilla. Este consistió en la profanación de una Hostia Consagrada además de mofas a la Religión Católica. Tal acontecimiento sacrílego fue la gota que derramó el vaso –hacía varios siglos que sucedían hechos similares- por lo que en el escrito de petición de nuestros Reyes se dice textualmente “la noticia de una execrable maldad”.

4º La Solicitud del establecimiento del Tribunal, venía avalada por ilustres dignatarios eclesiásticos, por mencionar solamente uno: el Nuncio NICOLAS FRANCO.

5º La creación del Tribunal obedeció a altos intereses patrios: a) la forma más rápida y eficaz de evitar confrontaciones masivas entre los distintos sectores de la sociedad española; b) la protección de la seguridad nacional, tanto ante los judíos como ante los moriscos, y que posteriormente, se percibió ante los protestantes.

6º Se ha acusado siempre a la INQUISICIÓN de crudelísima, cuando lo cierto es que fue la más suave de la época, y si no que se la compare con la inquisición luterana, ya no sólo contra los católicos, sino también contra los campesinos sublevados, o la inquisición calvinista o la anglicana, por no citar, las innumerables quemas de brujas en los países donde triunfó la reforma o el cisma anglicano.

7º Muchas de las penas de la Inquisición eran simbólicas.

8º Hay que diferenciar entre EL AUTO DE FE y la EJECUCIÓN DE LA SENTENCIA. El primero era todo el proceso de si existía en el caso que se presentaba herejía, blasfemia o sacrilegio. El segundo constituía la aplicación de la pena, que como he dicho antes podía ser simbólica y no siempre consistía en la pena de muerte, que a su vez no siempre consistía en la cremación.

9º Por esto es una total calumnia el presentar a FELIPE II como frío y cruel, a causa de que el rey había presenciado todas o muchas ejecuciones, lo cual en función de lo antedicho es totalmente falso, pues lo que presenció –no presidió- nuestro Rey fueron AUTOS DE FE Y NO EJECUCIONES. Por otra parte esta calumnia, es doblemente falsa, porque FELIPE II SOLAMENTE PRESENCIÓ EN TODO SU REINADO 5 AUTOS DE FE, uno en Toledo, dos en Valladolid, uno en Barcelona y otro en Lisboa.

10º Se olvida con frecuencia que el Tribunal de la Inquisición, SOLAMENTE TENÍA COMPETENCIA SOBRE LOS BAUTIZADOS, por lo que nadie fue perseguido en sí por sus creencias.

11º Para los difamadores de nuestra obra en América, debo recordarles que los indios ESTABAN -AUN HABIENDO RECIBIDO EL BAUTISMO- EXENTOS DE LA JURISDICCIÓN DE LA INQUISICIÓN.

12º Tal como sucede en el caso de Antonio Pérez –e indirectamente en el de Bartolomé de las Casas- el veneno difamatorio es llevado con carácter principal por un español, o si se prefiere un traidor a España, me refiero a JOSE LLORENTE, antiguo secretario del Tribunal y que mereció los peores calificativos de Don Marcelino Menéndez y Pelayo, pero que en todo caso predomina más en él el resentimiento que el rigor histórico.

 

d.- NUESTRA DETERMINANTE APORTACIÓN TEOLÓGICA EN EL CONCILIO DE TRENTO

La reforma protestante fue un terremoto para la Iglesia y aun no nos hemos repuesto del mismo. Convocado por ello y para ello, el Concilio de Trento sirvió para crear un dique al protestantismo con el asentamiento dogmático, disciplinar y sacramental, y a su vez como la formación de un aire renovador de la Iglesia.

Dicho concilio tuvo especial resonancia en España debido tanto a la aportación intelectual al mismo como a la actitud totalmente receptora de los decretos del mismo, por parte de Felipe II.

A este respecto dijo Menéndez Pelayo: “El concilio de Trento fue tan español como ecuménico”.

La fe estaba asediada por tres tipos de errores: El conciliarismo, el humanismo renacentista y el protestantismo.

La participación española, se refleja sobre todo en la disposición de absoluta colaboración tanto de Carlos I como de Felipe II.

El primero promovió unas reuniones católico luteranas denominados coloquios religiosos el 12 de junio de 1540, no obstante Carlos I comprobó que los teólogos católicos se mostraban demasiado tibios y por el contrario los luteranos se mostraban muy firmes, de ahí que apostara totalmente por la necesidad del Concilio de Trento.

Hagamos un pequeño inciso y citemos brevemente las tesis del protestantismo y sintéticamente las del Concilio de Trento.

Doctrina protestante es que la fe en Cristo justifica y las obras buenas no pueden merecer esta fe. Así, pues, el que la posee será salvado y el que no, estará predestinado a la condenación. Reconoce solo dos sacramentos, Bautismo y Comunión (como algo simbólico); suprimía el culto a la Virgen y a los Santos y negaba la existencia del Purgatorio. La Biblia debía ser leída, meditada y libremente interpretada por uno.

La Iglesia en el Concilio de Trento declaró en cuanto a la doctrina como fuentes de revelación la Sagrada Escritura y la Tradición. Aquélla sólo sería interpretada por la Iglesia y se adoptaba la Vulgata como texto oficial. Se declaró que la justificación se alcanza por la fe y las buenas obras, que el hombre está dotado del libre albedrío, mediante el cual puede aceptar o rechazar la gracia: no existe pues la predestinación. Se afirma la existencia del purgatorio, la legitimidad de las indulgencias, la eficacia de los sufragios y el culto a los Santos. Se aceptan los siete sacramentos y se proclama la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

Numerosos decretos se dirigieron a la reforma de la Iglesia: se impuso el deber de residencia a todos los eclesiásticos; se suprimieron los pluralismos (acumulación de cargos en la misma persona), se establecieron libros de bautismos, casamientos y defunciones, y se ordenó la existencia de seminarios en todas las diócesis, los cuales habrían de formar un clero piadoso e instruido.

Toda esta reforma para luchar contra el protestantismo se dio en tres etapas en Trento: Veamos.

La primera etapa del mismo 1545-1549, se dio una intensa relación entre el rey Carlos I y el pontífice Paulo III.

En esta etapa participaron muchos obispos y teólogos españoles destacando a Pedro Pacheco, a Bartolomé de Carranza y a los jesuitas Diego Laínez y Alfonso Salmerón.

La segunda etapa de 1551-1552, Carlos I obró conforme a lo dictaminado por Roma, teniendo en el fondo un remordimiento moral por haber sido demasiado tolerante con los protestantes en los primeros momentos y no haber terminado con Lutero cuando tuvo ocasión, remordimiento que lo expresó a título de legado a su hijo Felipe II. Todo ello explica su decidida aportación al Concilio de Trento.

En esta etapa intervienen ilustres teólogos del momento como Diego Hurtado de Mendoza, el mencionado Pedro Pacheco, Francisco de Vargas y Francisco de Bobadilla, uniéndose posteriormente a ellos el biblista Pedro Guerrero, Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Melchor Cano y Luís Vives.

Durante la tercera etapa 1562-1563, supone una intensa colaboración entre el Papa Pío IV y el rey Felipe II, este continuó al pie de la letra tanto como católico como español como heredero de la corona con la trayectoria de su padre.

Es más, Felipe II recrimina a veces a algunos Papas por no reanudar el Concilio diciendo por ejemplo a uno de los pontífices “tanto nos obliga, también a su santidad, de hacer por su parte lo que le obliga ese supremo lugar que en la tierra Dios le ha dado”.

La aportación teológica en esta tercera y última etapa es entre otros la de Diego Laínez y Alfonso Salmerón ambos jesuitas, la de Pedro de Soto, dominico, la del sacramentalista Antonio Solís, la del especialista en Sagrada Escritura, Francisco de Torres, y la del también biblista, Benito Arias Montano.

Por último baste con reseñar que mediante la cédula de 12 de julio de 1564, los decretos de Trento fueron norma de obligado cumplimiento tanto en España como en Hispanoamérica.

La cuestión puede parecer baladí, pero no lo es, debido a que el Concilio de Trento no tuvo la misma vigencia temporal para todo el pueblo católico ya que los católicos que se encontraban dentro de Estados Protestantes no tenían conocimiento de tales decretos y en todo caso los conocieron mucho más tarde; y como otro ejemplo en Francia, la católica regente Catalina de Médicis, dificultó por motivos de política interna la aplicación de dichos decretos.

Como se ve del análisis de los últimos cuatro capítulos desarrollados, el reconcomio, el odio, y el resabio de los grupos y tendencias enumeradas como componentes de este movimiento ideológico etéreo denominado Leyenda Negra, tuvieron su razón de ser, España estaba donde debía de estar y sus monarcas defendían lo que debían de defender.

 

CONCLUSIONES

 

1ª La leyenda negra es un monstruo de mil cabezas.

2ª La tan cacareada actual memoria histórica es una de esas cabezas.

3ª Ante la falsa memoria histórica, que es lo mismo que la leyenda negra, no debemos caer en la trampa de circunscribirla a un solo periodo de la historia de España.

4ª La leyenda negra antiespañola es paralela a la leyenda anticatólica.

5ª Desgraciadamente la leyenda negra ha hecho mella en el propio pueblo español, revestida con un toque falso de intelectualismo.

6ª Nuestra misión es combatir a la leyenda negra en los ambientes cercanos, sin ningún tipo de complejos ni respeto humanos.

7ª Para ello necesitamos la vitamina del estudio, como ha ocurrido en estas jornadas.

Zaragoza, 21 de Abril de 2007

 

  Daniel Plana Farjas

 

VOLVER